https://raccv.com.ar/index.php/revistaraccv/issue/feed Revista Argentina de Cirugía Cardiovascular 2022-05-05T13:02:16+00:00 Marisol revista@caccv.org.ar Open Journal Systems <p>La <strong>Revista Argentina de Cirugía Cardiovascular (RACCV)</strong> es una publicación editada por el Colegio Argentino de Cirujanos Cardiovasculares.</p> <p>La misión del Colegio es fomentar el progreso, el perfeccionamiento, la especialización y la difusión de la cirugía cardiovascular y endovascular, como también de las ramas afines de la ciencia y la tecnología.</p> <p>Como órgano de difusión, la RACCV publica artículos relacionados con las enfermedades cardiovasculares, en especial, en lo que a su tratamiento quirúrgico se refiere, cubre la totalidad de los temas de la especialidad, y está dirigida a cirujanos cardiovasculares, cardiólogos, intensivistas, perfusionistas y médicos generalistas afines a este ámbito.</p> <p>La RACCV sigue las instrucciones de los <strong>Uniform Requirements for Manuscripts Submitted to Biomedical Journals redactadas por el Comité Internacional de Editores de Revistas Médicas (International Committee of Medical Journal Editors)</strong>. Si los artículos preparados por los autores no están de acuerdo con lo especificado en estas normativas, los editores de la RACCV los devolverán para que se realicen los cambios pertinentes.</p> https://raccv.com.ar/index.php/revistaraccv/article/view/38 Análisis de la evolución del Endoleak tipo 2 persistente 2022-05-05T12:53:23+00:00 Gerardo Rodríguez Planes gerardorodriguezplanes@hotmail.com <p>La tecnología de reparación endovascular del aneurisma de aorta (endovascular aneurysm repair, EVAR) está bien establecida, con disminución de la mortalidad operatoria y la morbilidad comparada con la cirugía abierta. Los autores señalan que estos resultados no se sostienen más allá de los 2 años, por la necesidad de reintervenciones por las endofugas (endoleaks). Existe consenso en que los tipos I y III son quirúrgicos, pero no hay un acuerdo similar sobre la importancia clínica del tipo II persistente (persistent type II endoleak, pT2EL), que es la complicación más común del EVAR (entre 3,8% y 45%) y que en la mayoría de los casos se consideran benignos. El registro del Comité Japonés para el Manejo de las Endoprótesis (Japanese Comittee for Stentgraft Management) se estableció en 2006 para evitar el uso inadecuado de las endoprótesis y desde entonces han quedado registrados todos los EVAR en Japón. Seike y colaboradores de este comité hicieron un análisis de los resultados de este registro para evaluar la importancia del pT2EL y el riesgo de eventos adversos en estos pacientes. Los autores revisaron las historias clínicas de 17.099 pacientes menores de 75 años que recibieron EVAR por aneurisma de aorta abdominal entre 2006 y 2015, dividiéndolos en 2 grupos según la presencia o ausencia de pT2EL. Del total, 4957 (29,0%) presentaban pT2EL y en este grupo la edad era significativamente mayor y había menos pacientes de sexo masculino. Asimismo, encontraron en estos pacientes mayor predominancia de hipertensión y de insuficiencia renal crónica, junto con menor cantidad de casos de trastornos respiratorios. Posteriormente, formaron 2 grupos apareados para ajustar diferencias y realizar la comparación en la evolución y eventos adversos. Este análisis permitió comprobar mayor mortalidad en el grupo pT2EL por muertes relacionadas con el aneurisma (pT2EL 1,0% vs. 0,2% en pacientes sin endoleak tipo II); la ruptura se confirmó en 0,8% de los casos con pT2EL vs. 0,1% en el grupo de control, y se hallaron diferencias significativas en el agrandamiento del saco aneurismático &gt;= 5 mm (27,4% en el grupo pT2EL vs. 2,7%) y la necesidad de reintervención (14,9% vs. 0,7%, respectivamente). El agrandamiento del saco aneurismático se asoció con la edad, el diámetro del cuello proximal y la insuficiencia renal crónica como predictores positivos independientes, y con el sexo masculino como predictor negativo. Los resultados indicarían que los endoleaks persistentes de tipo II no son benignos, y que en pacientes específicos serían beneficiosos los procedimientos de embolización de ramas viscerales; sin embargo, la capacidad de este tipo de procedimientos para reducir las reintervenciones o la incidencia de ruptura debería confirmarse con estudios prospectivos en gran escala o estudios randomizados. Finalmente, opinan que en el caso de pacientes de sexo femenino, edad avanzada, cuello proximal de gran diámetro e insuficiencia renal crónica, todos factores no modificables que implican un mayor riesgo en la sobrevida a largo plazo, podría ser recomendable la cirugía abierta.</p> 2022-05-05T00:00:00+00:00 Derechos de autor 2022 Revista Argentina de Cirugía Cardiovascular https://raccv.com.ar/index.php/revistaraccv/article/view/37 Enfermedad del tronco coronario: cirugía vs. tratamiento percutáneo 2022-05-05T12:44:32+00:00 Gerardo Rodríguez Planes gerardorodriguezplanes@hotmail.com <p>Históricamente, la presencia de lesión significativa (&gt;=50%) del tronco coronario (left main coronary artery disease, LMCAD) se considera indicación para revascularización quirúrgica, pero recientemente algunos estudios sugieren que el tratamiento percutáneo (percutaneous coronary intervention, PCI) puede ofrecer resultados comparables a mediano y largo plazo. Los registros indican en años recientes un aumento de la proporción de pacientes con esta patología que reciben PCI en lugar del by pass aortocoronario (coronary artery bypass grafting, CABG). Sin embargo, comparados con las cohortes de los estudios NOBLE y EXCEL, en el mundo real se constata que los pacientes en los que se realiza PCI son significativamente mayores y tienen más comorbilidades que los que reciben CABG. Huckaby LV y colaboradores del Departamento de Cirugía Cardíaca del centro médico de la Universidad de Pittsburgh, EE. UU., realizaron un estudio comparativo de los resultados de su institución en pacientes intervenidos en el período 2010- 2018, aplicando un algoritmo de igualación (greedy propensity-matching technique) para generar grupos equilibrados y poder comparar resultados en el mundo real, con análisis de mortalidad a los 5 años y eventos cardíacos y cerebrovasculares. Fueron incluidos todos los adultos con LMCAD intervenidos en ese período con alguna de las dos técnicas, identificándose 1091 pacientes (CABG 898, PCI 193); la aplicación del algoritmo generó dos grupos con características comparables (CABG 215, PCI 134). El análisis de los resultados indicó que la mortalidad total, a los 30 días, al año y a los 5 años fue superior en el grupo PCI (al año: 77,61 vs. 88,37%; a los 5 años: 48,77 vs. 75,62%). Los eventos cardíacos y cerebrovasculares a los 5 años también fueron superiores en el grupo PCI (64,93 vs. 32,56%, p&lt; 0,001). Los autores comprobaron en el grupo PCI mayor tasa de infarto de miocardio (19,40 vs. 7,44%, p = 0,001) y de necesidad de reintervención (26,12 vs. 7,91%, p&lt; 0,001) a los 5 años. Los ajustes estadísticos confirmaron estos resultados a 5 años (reducción de la mortalidad con CABG, índice de riesgo 0,40, p&lt; 0,001 y reducción de eventos cardíacos y cerebrovasculares, 0,37, p&lt; 0,001). Los autores aclaran que no se observó una diferencia significativa en las tasas de accidente cerebrovascular en las dos cohortes, por lo que esta última diferencia corresponde solo a los eventos cardíacos (infartos y necesidad de revascularización). Los resultados del estudio en grupos comparables en pacientes de esta institución demuestran sustanciales ventajas en la sobrevida y los eventos en los pacientes con LMCAD en los que se indica CABG. Los resultados deberían corroborarse con adecuados estudios prospectivos.</p> 2022-05-05T00:00:00+00:00 Derechos de autor 2022 Revista Argentina de Cirugía Cardiovascular https://raccv.com.ar/index.php/revistaraccv/article/view/36 Tratamiento endovascular de trombo flotante de aorta torácica como fuente embólica arterial 2022-05-05T12:28:41+00:00 Peralta Juan Marín jmarin1953@gmail.com Claudia Marín Heise jmarin1953@gmail.com Gian Zamboni Torres jmarin1953@gmail.com <p>Introducción: La presencia de un trombo flotante en la aorta es poco frecuente, cuyo diagnóstico suele ser efectuado mediante angiotac frente a pacientes que presentan cuadros isquémicos de tipo embólico. Cuadro grave que puede terminar con la vida del paciente por complicaciones asociadas a embolias de diferentes territorios, tales como cerebrovascular, extremidades, intestino, riñones y bazo. En la actualidad, el tratamiento es la anticoagulación a largo plazo, asociado a tratamiento quirúrgico en los territorios embolizados. Objetivo: Presentar caso clínico de paciente que consulta por dolor abdominal, cuyo angiotac revela infarto esplénico extenso y trombo aórtico localizado en su porción descendente distal cercano a tronco celíaco, tratado mediante la colocación de endoprótesis aórtica para suprimir la fuente embólica. Discusión: Se analizan el caso y las diferentes alternativas de tratamiento en relación con la presencia de esta fuente embólica localizada en la aorta.</p> 2022-05-05T00:00:00+00:00 Derechos de autor 2022 Revista Argentina de Cirugía Cardiovascular https://raccv.com.ar/index.php/revistaraccv/article/view/35 Sarcoma sinovial cardíaco 2022-05-05T12:17:59+00:00 Tatiana Farb tatianafarb@outlook.com Gustavo Abuin tatianafarb@outlook.com Hernán Padilla tatianafarb@outlook.com Alexis Esposito tatianafarb@outlook.com <p>Los tumores cardíacos se dividen en origen metastásico y primario. Los tumores cardíacos primarios son de muy baja incidencia (0,001-0,03%), de los cuales solo el 25% son malignos y muy agresivos. Se presenta un caso clínico de paciente femenina de 60 años con cuadro clínico de disnea, palpitaciones y mareos. El ecocardiograma transtorácico evidenció una masa heterogénea en aurícula izquierda, por lo que se decide su resección. La paciente cursa un postoperatorio tórpido y fallece a las 48 horas.</p> 2022-05-05T00:00:00+00:00 Derechos de autor 2022 Revista Argentina de Cirugía Cardiovascular https://raccv.com.ar/index.php/revistaraccv/article/view/34 Terapia de compresión posterior al tratamiento invasivo de venas superficiales de las extremidades inferiores 2022-05-05T11:56:54+00:00 Fedor Lurie fedorlourie2022@hotmail.com Brajesh K. Lal fedorlourie2022@hotmail.com Pier Luigi Antignani fedorlourie2022@hotmail.com John Blebe fedorlourie2022@hotmail.com Ruth Bush fedorlourie2022@hotmail.com Joseph Caprini fedorlourie2022@hotmail.com Alun Davies fedorlourie2022@hotmail.com Mark Forrestal fedorlourie2022@hotmail.com Glenn Jacobowitz fedorlourie2022@hotmail.com Evi Kalodiki fedorlourie2022@hotmail.com Lois Killewich fedorlourie2022@hotmail.com Joann Lohr fedorlourie2022@hotmail.com Harry Ma fedorlourie2022@hotmail.com Giovanni Mosti fedorlourie2022@hotmail.com Hugo Partsch fedorlourie2022@hotmail.com Thom Rooke fedorlourie2022@hotmail.com Thomas Wakefield fedorlourie2022@hotmail.com <p>Recomendación 1.1: Compresión después de ablación térmica o escisión de venas safenas. Cuando sea posible, sugerimos que se debe usar compresión (medias elásticas o vendaje) después de procedimientos quirúrgicos o térmicos, para eliminar venas varicosas. [GRADO 2; NIVEL DE EVIDENCIA - C] Recomendación 1.2: Dosis de compresión posterior a ablación térmica o escisión de venas varicosas. Si se van a utilizar dispositivos de compresión después del procedimiento, en pacientes sometidos a ablación o procedimientos quirúrgicos en sus venas safenas, la mayor reducción de dolor posoperatorio se logra con presiones&gt; 20 mm Hg, junto con almohadillas excéntricas colocadas directamente sobre la vena donde se realizó la operación o ablación. [GRADO 2; NIVEL DE EVIDENCIA - B] Recomendación 2.1: Duración de la terapia de compresión después de la ablación térmica o escisión de venas safenas. En ausencia de pruebas convincentes, recomendamos el mejor juicio clínico para determinar la duración de la terapia de compresión después del tratamiento. [MEJORES PRÁCTICAS] Recomendación 3.1: Terapia de compresión después de escleroterapia. Sugerimos terapia de compresión inmediatamente después del tratamiento de venas superficiales con escleroterapia, para mejorar los resultados de la escleroterapia. [GRADO 2; NIVEL DE EVIDENCIA - C] Recomendación 3.2: Duración de la terapia de compresión después de escleroterapia. En ausencia de evidencias convincentes, recomendamos el mejor juicio clínico para determinar la duración de la terapia de compresión después de la escleroterapia. [MEJORES PRÁCTICAS] Recomendación 4.1: Compresión después del tratamiento venoso superficial en pacientes con úlcera venosa en la pierna. En pacientes con úlcera venosa en la pierna recomendamos terapia de compresión, en lugar de terapia sin compresión, para aumentar la tasa de curación de la úlcera venosa de la pierna y disminuir el riesgo de recurrencia de la úlcera. [GRADO 1; NIVEL DE EVIDENCIA - B] Recomendación 4.2: Compresión después del tratamiento venoso superficial en pacientes con úlcera mixta arterial y venosa en la pierna. En pacientes con úlcera venosa en la pierna y enfermedad arterial subyacente, sugerimos limitar el uso de compresión a pacientes con índice tobillo-brazo superior a 0,5 o si la presión absoluta del tobillo es&gt; 60 mm Hg. [GRADO 2; NIVEL DE EVIDENCIA - C]</p> 2022-05-05T00:00:00+00:00 Derechos de autor 2022 Revista Argentina de Cirugía Cardiovascular https://raccv.com.ar/index.php/revistaraccv/article/view/39 Carta del presidente del CACCV 2022-05-05T13:02:16+00:00 Javier Ferrari Ayarragaray javierferrari2022@hotmail.com <p>Finalizando mi período de mandato como presidente de este prestigioso Colegio Argentino de Cirujanos Cardiovasculares, debo agradecer a cada uno de ustedes el empeño puesto para mantener la entidad en momentos tan difíciles. La pandemia nos ha cambiado las perspectivas y nuestro modo de accionar. El cambio de reglas fue estrepitoso y debimos todos modificarnos para seguir adelante. Como bien expone el secretario de las Naciones Unidas, “se ha puesto al descubierto riesgos que hemos ignorado durante décadas: sistemas de salud inadecuados; brechas en la protección social; desigualdades estructurales; degradación ambiental; la crisis climática”. Para mí fue un gran orgullo y honor haber ocupado este cargo y representarlos en los diferentes eventos y reuniones a las que he podido asistir. Creo que entrego una sociedad estable, unida, con representación a nivel mundial, y con una calidad científica y educacional íntegra. Haber podido aportar mi grano de arena en el desarrollo de esta profesión y en la defensa de nuestros intereses, en la medida de lo posible, ha sido un gran privilegio.<br>Pero quisiera concluir este mandato con algunas reflexiones sobre lo realizado y lo que aún nos queda por realizar. He tenido mucho interés en hacer participar activamente a todos nuestros colegiados. Nuestro diálogo fue constante con muchas sociedades internacionales, permitiendo adquirir un nivel académico acorde al nivel actual y dejando una impronta científica que creo debe seguirse. Los invito a seguir participando y a involucrarse con este Colegio. La virtualidad nos ha hecho reflexionar y cambiar nuestros hábitos de trabajo. Hemos tenido que evaluar drásticamente nuevas opciones educativas, académicas y relacionadas al interés general. Nuestros congresos y webinars fueron aprovechadas al máximo para interrelacionarnos entre nosotros y entre el mundo académico internacional. Realmente la participación de sociedades extranjeras tanto cardíacas, vasculares y flebológicas han colmado nuestras expectativas y llevado la participación del CACCV al más alto nivel. Creo que es el camino para consensuar documentos, guías y proyectos entre todos. Además, nuestra página web fue el pilar de nuestra necesidad de “virtualismo creciente”. Se mantuvo actualizada y se mejoraron los procesos especialmente relacionados con las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, canal de YouTube). Se han incluido guías actualizadas, podcats, webinars, calculadoras de riesgo, ofertas laborales y de entrenamiento cardiovascular. Por otra parte, nuestra revista ha sido mejorada en profundidad. Considerable dedicación y esfuerzo ha permitido un incremento significativo de representación internacional, publicando trabajos científicos, sobre todo de nuestra Latinoamérica, y dándoles a los autores (por medio de la incorporación del DOI y el ORCID iD, de la edición en inglés, y la web completamente reestructurada con el sistema OJS, y nuevas indexaciones de todos sus contenidos) un valor agregado a su trabajo científico. Hoy los trabajos presentados están siendo evaluados por respetados colegas internacionales. Creo es la vía para acceder a una revista de nivel internacional, participativa e independiente. Sin embargo, es el comienzo. Queda mucho por hacer. Nuestros cursos (aporte imprescindible tanto académico como monetario) han sabido encontrar la forma de este imperante virtualismo. La cantidad de participantes y la calidad científica han sido denotadas. Se han realizado encuestas nacionales sobre diferentes aspectos para conocer nuestra situación actual. Se proyectaron registros nacionales e intersocietarios (RENEDI, ARGEN-CCV, ARGEN- HP, RADAC) que permitieron plantear la problemática de algunos temas en nuestro país y conocer dónde nos estamos ubicados en el 2022. Nos encontramos en el proyecto de modificar nuestro estatuto (en algunos aspectos no vigente) con el fin de actualizar y agilizar nuestra práctica diaria. Desde el punto de vista gremial se hicieron todas las asambleas de ley, siempre cumpliendo con los estatutos de la sociedad. Lamentablemente, la virtualidad prevaleció dentro del marco pandémico mundial. Sin embargo, una gran labor se está llevando a cabo para correlacionar nuestro nomenclador e interrelacionarnos con el Sistema de Salud (Ministerio, ANMAT, INCUCAI, etc.). Como ustedes comprenderán y por los resultados anteriores, evidentemente, el asentar nuevas bases es difícil y lento; y llegar a acuerdos, más difícil aún. Pero creo que estamos por el camino correcto. Asimismo, hemos remodelado nuestra entidad edilicia. Nuevo secretariado, salas y auditorios con capacidad para conferencias virtuales, nuevas computadoras e inclusive sala de Hands-on para entrenamiento de los colegiados han sido establecidas, remodeladas y acondicionadas. El proyecto de Museo ha sido establecido desde hace varios años, y continúa en crecimiento y a la espera de contribuciones empresariales para seguir la remodelación. Un acabado más acorde con la institución. De todos modos, quiero dejar claro que no todas han sido rosas. Me he encontrado con la realidad. Intereses mezquinos, reticencias y egoísmos han sido moneda corriente de algunos colegiados. Encontrarme con estas “características” a nivel grupal ha sido para mí de una gran amargura. Podremos crecer como institución en la medida en que podamos dejar estos intereses personales de lado. Creo que ha valido la pena en estos dos últimos años volcarse y dedicarse diariamente al servicio de los intereses colectivos. Debo reconocer que nada de ello hubiera sido posible sin la colaboración y el apoyo constante de mi Comisión Directiva. Sin ellos no hubiese conseguido ninguno de los logros. Terminar un período no significa concluir con las actividades y el soporte a nuestro Colegio. Siempre nuestra institución contará con el apoyo incondicional a título personal. Las ilusiones con conseguir nuevas y mejores generaciones continuarán dentro de mí. La nueva Comisión Directiva tendrá todo mi apoyo, colaboración y deseos de los mejores éxitos en este nuevo período del CACCV que se avecina. Sin embargo, todo lo hecho parece insuficiente y necesita del empuje continuado y la colaboración de todos nosotros. Han quedado muchos proyectos en el camino sin ver el resultado final. Espero y deseo que se vayan concretando con el pasar del tiempo. Por último, quiero expresar un respeto y profundo homenaje para todos aquellos que lucharon y perdieron sus vidas en el marco de esta pelea desigual que hemos tenido que padecer. Los invito a continuar este camino, a seguir apoyando a nuestro CACCV y a nuestra revista de forma incansable. Necesitamos el esfuerzo mancomunado de todos en este proyecto CACCV. Las entidades persisten en el tiempo, y gracias al hombre. Los hombres, no.</p> 2022-05-05T00:00:00+00:00 Derechos de autor 2022 Revista Argentina de Cirugía Cardiovascular https://raccv.com.ar/index.php/revistaraccv/article/view/33 Resultados de los tipos de endoprótesis en la reparación endovascular del aneurisma aórtico abdominal: experiencia a largo plazo de un centro colombiano de alta complejidad, el primer ejemplo latinoamericano 2022-05-05T11:23:20+00:00 Ivan David Lozada Martinez ivandavidloma@gmail.com Douglas Cáceres Castrillón ilozadam@unicartagena.edu.co Ruddy Guzmán Gutiérrez ilozadam@unicartagena.edu.co Romeo Guevara Rodríguez ilozadam@unicartagena.edu.co David Gómez Garnica ilozadam@unicartagena.edu.co Luis Felipe brera Vargas ilozadam@unicartagena.edu.co <p>Introducción y objetivos: La incidencia de complicaciones asociadas a la reparación endovascular (EVAR) del aneurisma aórtico abdominal (AAA) aumenta a los 5 años. Al menos el 30% de los pacientes con dispositivos de EVAR necesitan algún tipo de nueva intervención (endovascular o abierta) trascurridos 10 años. Algunas de las complicaciones descritas son endofugas, roturas de aneurismas aórticos abdominales e incluso migración, oclusión o infección de la endoprótesis. El objetivo de este artículo fue determinar los índices de fracaso para cada tipo de endoprótesis de EVAR empleada en nuestra población local y dar el primer paso para la creación de un registro trasnacional colombiano y latinoamericano sobre dispositivos de EVAR. Material y Método: Estudio de cohorte observacional, retrospectivo de un único centro. Cuarenta y cuatro pacientes tratados de EVAR del AAA fueron incluidos desde 2011 hasta 2017. Los datos se recuperaron de las historias clínicas electrónicas de los pacientes. Resultados: Las endoprótesis Endologix Ba (Endologix, Irvine, CA, Estados Unidos), Excluder (W.L. Gore, Newark, DE, Estados Unidos), Zenith (Cook Medical, Bloomington, IN, Estados Unidos) y el sistema de sellado de aneurismas endovasculares (EVAS) (Endologix, Santa Rosa, CA, Estados Unidos) no presentaron endofugas ni ningún otro tipo de complicaciones tras la intervención de EVAR. &nbsp;Las endoprótesis Aorfix (Lombard, Didcot, Reino Unido) y Endurant (Medtronic, Minneapolis, MN, Estados Unidos) presentaron una incidencia del 2,9% y el 5,8% para la ocurrencia de endofugas tipo II (1 y 2 pacientes), respectivamente, que se cerraron espontáneamente sin significación estadística (p = 0,712). Ninguna de las endoprótesis desarrolló endofugas tipo I, III ni IV. Tampoco fue necesario realizar una nueva intervención endovascular ni abierta. Conclusiones: Este estudio revela que los diferentes tipos de endoprótesis que se emplean para realizar EVAR del AAA son seguros y viables y dan buenos resultados clínicos posoperatorios entre la población latinoamericana.</p> 2022-05-05T00:00:00+00:00 Derechos de autor 2022 Revista Argentina de Cirugía Cardiovascular